La flota propia de la empresa de transporte catalana, Transportes Calsina-Carré, alcanza los 1.000 remolques.

Dicha flota se compone de remolques de lonas, lonas P400, furgones de chapa, principalmente.

El crecimiento de la flota de rem0olques se encuadra en una estrategia de crecimiento en el transporte inter-modal, especialmente en el tren.